Confucio: Búsqueda incansable de la perfección

El confucianismo es una ética y no una religión, a diferencia de lo que lo que muchas personas creen. Confucio siempre estuvo en contra de hacer comentarios relacionados con historias del más allá. Su filosofía se basó en la realidad y en la moral personal.

Muchos fueron quienes se sintieron identificados con su ideología y a su perspectiva de un comportamiento correcto dentro de la sociedad; además del significado de un excelente comportamiento del gobierno. Sin embargo, también sumó una serie de detractores.

Un hombre que tiene un alma hermosa tiene siempre cosas hermosas que decir; pero un hombre que dice cosas hermosas no tiene necesariamente el alma hermosa.



Su pensamiento puede interpretarse como una respuesta al clima de desorden y de continuas luchas entre señores feudales que imperaba en la época histórica que le tocó vivir.

Su historia se desarrolló cuando el poder de la dinastía Zhou vivía su segunda parte, entre el 770 – 476 a. C y que llegó a su fin con la unificación de China a por la dinastía Qin en el 221 a. C. 

La familia de Confucio era noble pero estaba muy arruinada, el padre de familia había fallecido y dejó a la familia desvalida. Residían en el pequeño estado de Lu, que se encuentra ubicado al noreste de China.

Su primer trabajo fue a los 20 años en los graneros estatales, sin embargo, a lo largo de su desarrollo, confucio tuvo una excelente educación y al crecer trabajó para la administración del estado de Lu. Con su conocimiento alcanzó el rango de ministro de justicia.



Acerca de los gobernantes, decía: sólo pueden ser grandes si llevan vidas ejemplares y se guían por principios morales. De esta forma, los ciudadanos de sus estados tendrían el necesario estímulo para alcanzar la prosperidad y la felicidad.

Habrán pasado unos pocos meses nada más cuando el recién nombrado ministro mandó a ejecutar en Lu a un importante Chao Chong Mao, delante de las puertas de su castillo. Confucio además, exigió que su cadáver fuera expuesto durante tres días. En vista de la importancia de aquel caballero, cuando le preguntaron cómo se atrevía a hacer aquello con un hombre tan noble, Confucio respondió que: además de ser un indeseable, poseía algo que lo hacía más peligroso: era tan brillante y tenía tal facilidad de palabra que sería capaz de arrastrar a otros en sus errores.

Durante su paso por el cargo, estableció una serie de reformas que hicieron de la administración de la justicia, una institución reconocida por su imparcialidad y a la práctica erradicación del crimen.

Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón.



Sin embargo, en esta época el gobierno sufría mucha degeneración y la población vivía en intriga a diario. No cabe duda que confucio intentó atraerse por los ideales de los príncipes pero la verdad es que fue muy difícil. Vivía lamentando el caos que reinaba en aquel tiempo. No existía ningún modelo que la sociedad pudiese seguir, y este fue el principal motivador para que confucio quisiera transmitir cada uno de sus ideales a la sociedad.

Así fue como llegó a la conclusión de que si realmente deseaba ver un cambio en la sociedad, era él quien debía intentar recuperarla y difundir entre la población los principios y preceptos de los sabios de la antigüedad.

Fue así como años más tarde decidió renunciar a su cargo en el gobierno, pues realmente ya no estaba de acuerdo con la política que seguía el príncipe.



A los cincuenta años comenzó su transitar en la enseñanza. Se dedicaba a viajar de un lado a otro instruyendo a los discípulos que se reunían con él, admirados por su sapiencia. Su reconocimiento como hombre de saber, carácter y personalidad, con gran veneración hacia las ideas y costumbres tradicionales, pronto se propagó por Lu, y luego a toda China.

Además de las bases de su pensamiento, a sus estudiantes les enseñó acerca de literatura china, pues consideraba de vital importancia que la sociedad estuviese debidamente informada. Hizo énfasis de igual forma en la importancia de la música china, que para aquel entonces cumplía dos funciones específicas: ceremoniales y religiosas en las prácticas del Estado y del culto.

Filosofía:

Su más grande influencia fue Zi Zhaan, el primer ministro de Cheng, él fue quien introdujo el primer código jurídico en China. Y uno de los responsables de desarrollar en Confucio su pensamiento altamente escéptico, sobre todo en todo lo que estaba relacionado con temas de dioses, uno de los principales motivos de su incredulidad era el sufrimiento que el filósofo había sentido luego de tantas guerras.

El mayor error es sucumbir al abatimiento; todos los demás errores pueden repararse, éste no.

La base de sus enseñanzas parte de tener buena conducta en la vida, el buen gobierno del Estado, el estudio, la meditación y el cuidado de las tradiciones. Las máximas virtudes son: la tolerancia, la bondad, la benevolencia, el amor al prójimo y el respeto a los antepasados y mayores. Una sociedad próspera sólo es posible si se mantienen estas relaciones en armonía.



Se puede resumir de la siguiente manera:

  1. Amar al pueblo, cultivarlo moralmente y brindarle los medios necesarios para la vida cotidiana.
  2. Para el cumplimiento de este motivo, la sociedad debe servir en primer término con respeto al primer gobernante.
  3. Cultivar la virtud personal y tender sin cesar a la perfección.
  4. En la vida privada como en la pública, observar siempre el sendero superior del «Justo Medio».
  5. Tener en cuenta las dos clases de inclinación propias del hombre: unas proceden de la carne y son peligrosas; las otras pertenecen a la razón y son muy sutiles.
  6. Practicar los deberes de las cinco relaciones sociales: Gobernador – ministro.
    Padre – hijo
    Marido – mujer.
    Hermano mayor – hermano menor.
    Esclavos – dueño.
  7. Tener por objeto final la paz universal y la armonía general.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.

Confucio quiso recuperar el pensamiento de los viejos sabios y transmitirlos a su sociedad Proyectaba una realidad sistematizada con ideas propias de la cultura china; por esto contribuyó a modelar la sociedad sobre una base común.

Además, parte importante de su filosofía es el altruismo. Su pensamiento era bastante conservador, él se refería al pasado y sus costumbres como “la edad de oro”, pues antes que todo los valores y buenos principios siempre fueron las características imprescindibles de esa sociedad. Su pensamiento estaba basado en una herencia espiritual de la escuela de los letrados.

Un pueblo gobernado despóticamente y en el que se mantiene el orden por medio de castigos, puede evitar la infracción de la ley, pero perderá su sentido moral.



La idea de la familia y la sociedad también sufrió un antes y después de confucio. Como guía de la sociedad reforzó la importancia de la familia tradicional en la sociedad china.

Confucio insistía en que en el respeto de los hijos a los padres y en la obediencia de las mujeres a sus maridos; eran actividades esenciales para mantener en orden la sociedad. Además, reforzó la sumisión del pueblo a las autoridades, sin embargo, siempre rechazó la tiranía. Conocía los límites.

A pesar de su conservacionismo, su pensamiento tenía un potencial innovador; en la misma medida en que exigía un gobierno moral: proclamaba que la nobleza no procedía del nacimiento sino de la superioridad moral.

En un país bien gobernado, debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado, debe inspirar vergüenza la riqueza.



Orden cósmico:

El pensamiento confuciano creía en una fuerza inteligente que gobierna el mundo y por la que la naturaleza estaba regida. Se trata del Orden Cósmico, este orden debía ser imitado en las situaciones humanas, y a través de esta vía se lograría la armonía de la tierra con el Cielo.

Confucio también creía en el sacrificio regular y los rituales. El culto al Cielo requería del Emperador, el «hijo del Cielo», que realizara un sacrificio animal al año en el templo del Cielo de Pekín. También se ofrecían sacrificios a la tierra, al sol y a la luna.

Con el pasar del tiempo el pensamiento confuciano se convirtió en la filosofía oficial del Estado bajo la dinastía Han. Esto generó que desde ese momento, los sistemas de selección del personal al servicio del estado convirtieron el estudio de la filosofía confuciana en la base de la formación del buen hombre, del hombre realmente útil para la sociedad y , que abría las puertas de la burocracia.

Descubrimiento de estatua de Confucio 2013

La doctrina del pensamiento de Confucio no se quedó relegada con el tránsito de los siglos, al contrario, se ancló fuertemente en la mentalidad tradicional y significado un punto de transición en la ética dominante en China al menos hasta comienzos del siglo XX. Y, a pesar del esfuerzo de las autoridades comunistas por erradicarla, actualmente, su influencia sigue siendo perceptible hasta nuestros días. El pensamiento confuciano viajó hasta Japón, Corea y Vietnam como parte del influjo cultural.

La realidad de confucio es que a lo largo de su vida se mantuvo en la búsqueda del gobernante ideal, sin embargo, hacia el año 484 a. C, después de que su búsqueda se revelara por completo infructuosa, regresó por última vez a Lu. Pasó el resto de su vida escribiendo comentarios sobre los autores clásicos. Falleció allí mismo y fue enterrado en Qufu (Shandong) en el año 479 a. C. El templo y cementerio de Confucio, así como la residencia de la familia Kong fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad en 1994.

Templo de Confucio

Con la apertura de China al mundo y el desarrollo de su economía, el confucianismo ha sido bien recibido en la sociedad actual. Desde 1989, hasta hoy se celebran en toda China numerosas ceremonias para conmemorar el nacimiento del filósofo. En el 1994, cuando se celebró su 2.545 aniversario, el entonces presidente de China, Jiang Zemin, agradeció y veneró la importantísima contribución de Confucio a la sociedad del país.

Confucio se convirtió en la voz de un ideal que por estricto que parezca, hoy sigue siendo esencial para esa sociedad. Conocer su historia nos permite descubrir un poco más la sociedad China y sus intereses, por qué son cómo son, y de donde provienen sus costumbres. Es la magia de la historia. ¿Te identificas con el idealismo de Confucio?

La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos.

5/5 - (1 vote)

Comentarios al post

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >