Historia de la Medicina

Mucho se habla de cuanto ha avanzado la medicina, en cuanto a técnicas, procedimientos e investigaciones, pero ¿sabes realmente como fueron sus inicios?. En el post de hoy te llevaremos en un viaje en donde conocerás como fue que todo empezó y lo mucho que ha cambiado.

Medicina Griega

Primero debes a ver oído que la parte más significativa de la Historia de la Medicina es la medicina griega, pues de allí provienen las fuentes de la tradición de la práctica médica tal como es ejercida actualmente. Pero ese proceso se dio de manera lenta durante siglos hasta culminar en un personaje que simboliza la Medicina Científica y no es otro que HIPÓCRATES.

Hipócrates es conocido como el padre de la medicina. Los siglos VI, V Y IV a.C. fueron la edad de oro de la civilización helénica, inclusive Platón y Aristóteles se refieren en sus obras a Hipócrates-

Pero no fue sino hasta recién en el siglo XIX investigadores, entre ellos Littré en Francia, lograron una recopilación de las obras de la Escuela de Cos que incluye la de su máximo maestro. La importancia de esta obra, el Corpus Hipocraticus, es que en ella se haya encerrado todo el origen de la tradición de lo que ha sido la medicina en estos 25 siglos.



En esta obra se encontraban todas las tendencias conceptuales, la historia como documento esencial de la práctica médica, e incluso la terapéutica, pronóstico y el diagnóstico de ese entonces, que forman parte de una terminología que sigue estando entre los médicos de todo el mundo sin mayores cambios. Es por ello que muy probable que el Corpus sea la base formal de la tradición de la práctica médica en el mundo en estos últimos 2500 años de existencia.

¿Se recuerdan de La Escuela Médica de Cos?

Esta no sólo representó un sistema de asistencia médica, sino también un modo de reproducción de conocimientos y de formación de médicos, así como, por supuesto, de instituciones que desarrollaron la base material y espiritual de la medicina, si se dan cuenta fue el inicio de las universidad tal cual como las conocemos hoy. Es tanto que sus basamentos siguen vigentes, en lo general, hasta nuestros días, un botón de ello es el tan conocido Juramento Hipocrático.

Medicina Medieval

Llegado a la época medieval, en Europa la transmisión del conocimiento se hacía a través de historias médicas que los grandes maestros del arte de la medicina transmitían a los aprendices. Fue en el sur de Italia donde las incipientes escuelas de medicina comenzaron en el siglo XII, en ese momento muchos estudiantes iban de las aulas a tratar pacientes sin ninguna experiencia previa.



Así, surgieron pequeños textos que con el nombre de “Consilia” (consejos) que iban de mano en mano de los inexpertos médicos, donde había tratamientos como el siguiente “Tómese de agua de río veinticinco libras; de flores de romero, media onza. Hiérvase todo junto durante media hora, añádase dos libras de miel y cuézase a fuego lento hasta la consunción de la tercera parte, retirando siempre la espuma con una cucharada de madera, consérvese luego el resto, una vez colado en vasos de vidrio, bébase ad libitum (a voluntad) y solo eso“. ¿Qué tal esta receta médica? Un poco difícil de conseguir en estos días.

Medicina judía

La medicina Judía se caracterizó por la expansión islámica desde el Cercano Oriente a través del norte de Mrica,  se expandió al sur y al oriente del continente europeo, llevando no tan sólo la herencia cultural de la nación griega, cuna de la civilización occidental, sino también las riquezas culturales de la India, y a través de ésta, las del Lejano Oriente a Europa.  Paradójicamente su fuente geográfica y material cultural culmina en el año 64 de nuestra era cuando Pompeyo acaba, literalmente, con el Estado de Israel, dando lugar a una diáspora del pueblo judío, con quienes van a migrar un cuerpo de costumbres y tradiciones que se fusionaron con los ámbitos culturales a los cuales llegaron.

En la tradición que va desde Abraham hasta la diáspora, el pueblo judío hizo hincapié en las normas higiénico-sanitarias. Entre ellos te menciono estos que más han llamado mi atención por ser aun usados: aislamiento de enfermos contagiosos, desinfección de objetos por fuego, la demolición de moradas infectadas, las ropas de cuero de los soldados, los objetos de cuero o madera deben también desinfectarse, y las carnes de consumo deben inspeccionarse; te aseguro que un par de ellas ya las habrás escuchado.



Edad Media

La medicina tal y como la conocemos había estado ausente de la vida social. Y todo parece haber cambiado cuando en el año 765 de nuestra era el Califa de Bagdad Al-Mansur, enferma del estómago gravemente, todos los sabios de la comarca fueron a verlo y sólo unos monjes de un monte cercano pudieron curarlo; para ello tuvieron que usar los conocimientos de viejos textos griegos, en vista de esto los sabios del reino los mandaron a traducir inmediatamente al árabe y fueron estas traducciones y conocimiento los que luego fueron dispersado por todo el mundo musulmán.

Curar las enfermedades salvando al ser humano de la muerte fueron extraordinarios avances que los europeos aprendieron de los árabes. En esos años 1000, los españoles toman Toledo y en las bibliotecas árabes encontraron toda una fuente inagotable de la antigua civilización helena y de los aportes de los pensadores árabes. Ibn-Sina (Avicena), Averroes y los libros de Astronomía de Claudio Ptolomeo del siglo II, surgen ante los ojos de los intelectuales de la época.

Surgía así la baja edad media y dos instituciones que tendrán importancia fundamental: los Hospitales y las Universidades. Detrás de ellos estaban los siervos que se liberaban y empezaban a fundar ciudades propiamente dichas, es decir, los burgueses. En las universidades se habían desarrollado las Corporaciones u organizaciones gremiales de maestros y aprendices que vendrían a llenar toda la vida de la baja Edad Media.



Los primeros hospitales eran realmente hospedajes para monjes o viajeros enfermos. Siguieron el modelo del hospital del Espíritu Santo en Roma fundado en 1204, pero luego surgieron en París el Hotel Dieu, en Londres el St. Bartholomew y el St.Thomas, que actualmente todavía funcionan.

Fue un período de gran desarrollo cultural y organizacional de toda Europa. Se crearían las Ciudades-Estado, centros de la vida civil y comercial donde nacería esa clase social que se preparaba para dominar al mundo tres siglos más tarde: la burguesía.

El latín comenzaba a ser desterrado por los intelectuales por fuerza de la generalización de las lenguas “vulgares” en los ámbitos populares y es así como por primera vez grandes obras surgen en idiomas bárbaros, como La Vita Nuova, a la cual seguiría la famosa Divina Comedia, ambas de Dante Alighieri.

Los estudios médicos, a pesar de que eran anteriores a las universidades, se adaptaron a ellas. Desde 1240, cuando Federico 11 dictó en Sicilia decretó la obligatoriedad del examen para ejercer la profesión médica, comienza así la era en que estamos ahora: las Facultades de Medicina. Pero esas universitas, es decir, corporaciones de estudiantes y profesores que estudiaban en los Studium generale (lo que hoy llamamos recinto universitario), no aprendían mucha medicina, sino que estudiaban 3 ó 4 obras de Galeno, Avicena, Rhases, y algún tratado de Salemo y allí culminaba todo. Por esta razón los médicos fueron conservando las historias clínicas o los procedimientos terapéuticos en forma de Consejos (Consilium), que iban de mano en mano, luego estos fueron recopilados como libros Consilia. Uno de los más famosos fue el de Bartolomeo Montagnana.

Los médicos musulmanes del período medieval fueron mucho más que simples transmisores de la sabiduría médica de la antigua Grecia. UN ejemplo de ello es Albucasis, nacido en la España musulmana a comienzos del siglo XI, quién escribió un impresionante grupo de métodos quirúrgicos e instrumentos de su colección, trabajo que fue utilizado por los cirujanos universitarios hasta bien entrado el siglo XVI.



Recordemos que las guerras fueron muy frecuentes en Europa, en especial desde el siglo VIII, con uso de arcos y flechas, siendo una causa muy importante de morbilidad y mortalidad junto con las epidemias. En el siglo XI, las Cruzadas, guerras entre musulmanes y cristianos por la Tierra Santa, fueron un hito importante en este tipo de afecciones.

Rhazés. Nacido cerca de Teherán en 860 y muerto en 932. Por muchos considerado el más grande médico de la cultura árabe por lo cual se le reconoce como el Hipócrates árabe, clasificó por primera vez las sustancias materiales por su origen en minerales, vegetales y animales. Siguió fielmente el método hipocrático, describió por primera vez la viruela. Escribió libros y las llamadas monografías, en cuyos títulos figurabam textos sobre: El hecho de que ni aun los médicos más inteligentes pueden curar todas las enfermedades, y por qué los enfermos asustados dejan fácilmente aún a los médicos.

EUROPA DEL SIGLO XIX

A finales del siglo XVIII, hace 200 años, el mundo vivía un cambio extraordinario de la vida social al producirse la llamada revolución industrial. En el mundo no se producía un cambio de estas magnitudes desde 300 años antes, es decir, desde finales del siglo XV. Esa gran transformación cambiaría el mundo como nunca antes, y comenzó alrededor de los años de 1780 en Europa y América, con el invento de la máquina a vapor por James Watt, las grandes revoluciones burguesas de Francia y EEUU, y la obra del pensamiento liberal de Adam Smith, sobre la riqueza de las naciones, entre otros sucesos.

Es importante recordar que en una época de cambios, unas transformaciones alimentan a las otras. No es posible entender la aparición de la microbiología en el siglo XIX, si no tomásemos en cuenta los adelantos en la tecnología de fabricación de los cristales que hizo posible producir lentes de mayor capacidad y con ello microscopios más poderosos que los de Hook, doscientos años antes. Ni los instrumentos del examen clínico sin las nuevas tecnologías de fundición de metales. Es por eso que la historia no la hacen individuos, son ellos la expresión individual de un gran movimiento de la historia, colectivo, donde esos hombres se destacan.



Hasta ahora hemos visto en este pequeño recuento Histórico de la Medicina que hay enseñanzas que perduran, y son traspasadas de época en época, y de región en región, agregando en cada una su particularidad según la experiencia, sin que nunca incluso luego de siglos, perturbe su esencia.

Esto es lo más fascinante de la historia, que nos hace ser conscientes de las particularidades no son solo relativas al avance científico, sino también a aquellos que configuran la esencia del ser humano, la historia, la sociología, la antropología y en este caso La Medicina.

5/5 - (1 vote)

Comentarios al post

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>