Una postura correcta es la clave para un buen comienzo

¿En qué consiste tener una postura adecuada? Mantener una postura adecuada consiste en el alineamiento óptimo de nuestra estructura esquelética para el funcionamiento correcto el bienestar de nuestro cuerpo. Nosotros somos los encargados de sostener nuestro cuerpo, por ende debemos saber que la forma en que lo sostenemos no sólo influye en nuestra apariencia física, sino también, por loco que parezca, en cómo nos sentimos internamente.

Si alguien me hubiese contado esto probablemente no lo habría creído, pues así somos los seres humanos, nos empeñamos a creer únicamente cuando la realidad nos demuestra que estamos equivocados.

Hace aproximadamente un mes estuve sintiéndome muy cansada y con una incómoda presión en el pecho que no me permitía descansar apropiadamente. Tampoco me sentía bien al llevar cabo mi trabajo porque eso implica que esté sentada la mayor parte del día frente al computador. Obviamente tampoco podía hacer en paz mis actividades físicas.



Decidí hacer una cita con mi médico de cabecera y este tras varios exámenes logro deducir que mi cuerpo en términos orgánicos se encontraba bastante bien. Mis palpitaciones estaban en orden así como todo lo demás, fue en ese momento cuando me consultó un poco acerca de mis actividades del día a día y mi estilo de vida.

Luego de comentarle, me sugirió hacer algunas otras actividades que me permitieran no solo abandonar el estrés sino también mejorar mi postura, pues el dolor que estaba padeciendo era una combinación de ambas. Al cabo de unos días el dolor se marchó. Ahora estoy segura que cada vez que se presenta una incomodidad similar se trata de una mala postura o estrés y tensión acumulada en alguna zona de mi cuerpo.

Ya hemos hablado un par de veces sobre el chi, sin embargo, es ineludible mencionarlo hoy una vez más. El chi, esta energía hermosa, dinámica, constante y universal se encuentra en todos lados . Todos los hombres y todas las cosas poseen esa inmensa fuerza, pues se les es otorgada con su nacimiento. A pesar de que hasta el ser o cosa más débil posea esta energía, no cualquiera está preparado para recibirlo y manejarlo de la manera correcta.

Uno de los principales requisitos para el manejo y control del chi, luego de una correcta respiración es una excelente postura, es decir una postura vertical.



¿Cómo afecta la postura nuestra salud?

Cuando nuestro cuerpo está sosteniéndose correctamente, se va la presión y tensión de las estructuras de soporte, tales como los huesos, articulaciones, músculos, tendones y ligamentos, esto contribuye a ayuda a permanecer en un estado relajado y flexible.

La postura correcta tiene un efecto sistémico ultra positivo en la vitalidad del cuerpo, y es necesaria para mantener la salud, así como la comodidad física. A continuación se presentan algunas de nuestras funciones corporales que se benefician de los efectos de una buena postura:

  • Los órganos vitales: pulmones, riñones, órganos de la pelvis y los órganos digestivos son soportados por estructuras alineadas apropiadamente para su correcto funcionamiento.
  • La vista puede verse afectada cuando los nervios se irritan o se desalinean.
  • La respiración y los pulmones: la postura correcta permite la plena expansión del espacio torácico.
  • Flexibilidad de brazo y cuello: se reduce por la mala postura.
  • Movimiento intestinal: el estreñimiento y mala absorción a veces son causa de una mala postura.
  • Soporte muscular de los órganos pélvicos: son soportados por los músculos alineados correctamente.
  • Movimiento mandibular: incluso nuestra manera de masticar se ve afectada por la postura.
  • Músculos abdominales planos: una buena postura nos ayuda a parecer más delgados:

Postura correcta y la meditación

Como mencionamos al inicio, luego de la respiración, la postura correcta es el segundo elemento más importante para la meditación. La espina dorsal debe estar erguida. Cuando el practicante trata de dirigir la mente y la energía vital, a través del eje cerebro espinal, hacia los centros de los estados de conciencia más elevados que se encuentran en el cerebro, tiene que evitar toda contracción o compresión de los nervios espinales que pueda generar una mala postura

Los practicantes que nacieron con flexibilidad en las piernas o la adquirieron con el tiempo, pueden sentarse a meditar con las piernas cruzadas, sobre un cojín colocado en el suelo, o incluso, sobre una cama firme.



Sin embargo, te presentamos una postura de meditación que recomendó Paramahansa Yogananda para la mayoría de los occidentales:

Sentarse en una silla de respaldo recto y sin brazos, apoyando los pies completamente en el suelo. Mantener la espina dorsal erguida, el abdomen hacia adentro, el pecho hacia afuera, los hombros hacia atrás, el mentón paralelo al suelo. Las manos, con las palmas hacia arriba, deben descansar sobre las piernas en la unión de los muslos con la región abdominal para evitar que el cuerpo se incline hacia adelante. La silla de meditación debe tener una altura cómoda, pues de lo contrario existe la tendencia a inclinar el torso hacia adelante o hacia atrás.

Cuando logras tener una postura correcta, el cuerpo se encuentra firme pero a la vez relajado, de manera que le resulta fácil permanecer completamente tranquilo e inmóvil.



Después, deberás cerrar los ojos y elevar suavemente la mirada, sin forzarla, dirigiéndola hacia el entrecejo, que es el asiento del ojo espiritual.

Si el yogui principiante se sienta en el duro suelo para meditar, es probable que al cabo de un momento se le duerman las piernas debido a la presión que ejerce el peso del cuerpo sobre las arterias. En cambio, si se sienta sobre un cojín o una colchoneta ―cubierto uno u otra con una manta― o sobre una cama firme, no experimentará incomodidad.

La postura correcta de pie consiste en:

  1. Mantener la cabeza erguida y centrada, con la barbilla paralela al suelo.
  2. Los hombros deben estar estirados suavemente hacia atrás.
  3. El estómago debe mantenerse ligeramente hacia dentro.
  4. Las rodillas se mantendrán desbloqueadas.
  5. Pies separados el ancho de los hombros.
  6. Peso centrado en los pies

La postura correcta si te encuentras sentado es la siguiente:

  1. La cabeza debe estar erguida, con la barbilla paralela al suelo.
  2. El dorso debe permanecer recto con curva natural (una revista enrollada debe poder deslizarse entre la zona media de la espalda y la silla esta es la manera más ideal para probar).
  3. Los hombros se ubican hacia atrás.
  4. Las rodillas van dobladas en ángulo recto.
  5. Los pies permanecen planos en el suelo.

Mantener una excelente postura no es tan sencillo, pues sucede que luego de permanecer demasiado tiempo con tu cuerpo en una mala posición, resulta complicado acostumbrarse a una nueva. Incluso en algunas oportunidades puede llegar a ser muy doloroso. Por eso lo ideal es realizar el cambio a través de un proceso.



Algo que suele funcionar muy bien es tener continuos recordatorios, ya pronto te acostumbraras:

Puedes intentar crear una frase que funcione como mantra, esta frase debe ser lo más simple y fácil de recordar para ti. Siempre que pienses para ti mismo, cada vez que te levantes o te sientes debes recordar esta frase que te ayude a no olvidar mantener tu postura.

Si por otro lado, no es tan sencillo para ti ser tu propio recordatorio, podrías intentar usar correctores de postura, existen cojines especiales que te permiten notar una ligera presión cuando estás a punto de perder la postura ideal. Si deseas algo un poco más intenso puedes intentar con los correctores que se ajustan alrededor de los hombros y la espalda. Te aseguramos que cuerpo se acostumbrara.

Todo lo que eres empieza y termina en tu cuerpo, esto puedo asegurarlo. Lo bueno, como lo malo empieza y termina en tu cuerpo, desde el interior hasta el exterior, ambos están relacionados, si una de estas partes está mal, la otra también estará.Al principio de nuestra vida cuando somos muy jóvenes no notamos el daño que a veces le hacemos, pero al crecer comenzamos a percibir que nada nos necesita más que nuestro propio cuerpo, al cual debemos cuidar no solo con una buena postura, sino también como una alimentación saludable y ejercicio. Así como también con un espíritu en paz y equilibrado



Valora este post

Comentarios al post

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>