Storytelling ejemplos: la magia de una historia

Anteriormente les contamos acerca de toda la travesía que se debe recorrer para estructurar una buena historia. Sin embargo es mucho más sencillo comprender cada una de estas etapas si observamos ejemplos claros.

Hablamos de que lo más importante al momento de contar una historia cautivadora es saber atacar las emociones correctas. La emociones están vinculadas con hormonas y estas se activan a través de distintos estímulos. Los procesos químicos que ocurren en nuestros cerebros cuando escuchamos un historia conmovedora es lo que nos hace crear un vínculo, una conexión con la historia.

Las historias es una de las herramientas de comunicación más importantes del mundo, porque nos permite conectar, e incluso persuadir con el mensaje que tenemos, también nos da la oportunidad de crear confianza y fidelizar ¿Quieres aprender a hacerlo?



A continuación mostraremos una serie de los mejores ejemplos donde se presentan de forma clara cada uno de los elementos expresos en el post anterior. La mejor manera para aprender a desarrollar la técnica del storytelling es observando a los mejores:

Comenzaremos con un caso conmovedor:

“Todo comenzó por un email”

Voy contarles la historia de cuando casi me secuestran en el maletero de un Mazda Miata rojo, justo el día después de mi graduación de la escuela de diseño, mientras estaba en una venta de garaje. El tipo se detuvo en su auto y comenzó a mirar mis cosas, hasta que se decidió por comprar una obra de arte que hice. Al conversar un poco con él descubrí que estaba solo, así que lo invité a tomar una cerveza y él me contó todo sobre su pasión por hacer una diferencia en el mundo.

Hablamos durante toda la noche hasta que de pronto se empezó a hacer muy tarde y me di cuenta de estaba muy cansado. En ese momento cometí el error de preguntarle “¿Dónde te quedarás esta noche?”, y él dice “En realidad, no tengo un lugar”.



Yo pensé para mí “¡Oh, hombre!” ¿Qué haces? Todos hemos estado así, ¿verdad? ¿Me ofrezco para alojar a este chico? Pero… Acabo de conocerlo, ¿Y si no es quien realmente dice? no quiero terminar secuestrado en el maletero de un Miata. Eso es un baúl pequeño.

Entonces, sin pensarlo mucho digo: “Oye, tengo una cama de aire donde puedes quedarte en mi sala de estar”. Y una voz en mi cabeza dice: “Espera, ¿qué?”

Esa noche, estaba acostado en la cama, mirando al techo y pensando: “Dios mío, ¿qué he hecho? Hay un completo desconocido durmiendo en mi sala de estar. ¿Qué pasa si es psicótico? ”. Mi ansiedad creció tanto que salté de la cama, me escabullí de puntillas hacia la puerta y la cerré con llave. Resulta que no era psicótico. Nos hemos mantenido en contacto desde entonces. Y la obra de arte que compró en la venta de garaje está colgada en su salón de clases; él es maestro ahora.

Esta fue mi primera experiencia de alojamiento, y cambió por completo mi perspectiva. Tal vez las personas que mi infancia me enseñó a etiquetar como extraños en realidad eran amigos que esperaban ser descubiertos. La idea de alojar a personas en camas de aire gradualmente se volvió natural para mí y cuando me mudé a San Francisco, traje la cama de aire conmigo.



Dos años luego de esto me encontré desempleado, casi en bancarrota, mi compañero de cuarto se muda y el alquiler sube. Luego me entero de que hay una conferencia de diseño que viene a la ciudad, y todos los hoteles están agotados. Y siempre he creído que convertir el miedo en diversión es el regalo de la creatividad.

Así que esto es lo que le presento a mi mejor amigo y a mi nuevo compañero de cuarto, Brian Chesky: “Brian, se me ocurrió una forma de ganar unos cuantos dólares, convirtiendo nuestro lugar en ‘Designers bed and breakfast’ (un lugar de cama y desayuno para diseñadores), ofreciendo a los diseñadores jóvenes que vienen a la ciudad un lugar para llegar, donde tendrán internet inalámbrico, un pequeño espacio en el escritorio, colchoneta y desayuno cada mañana.

Creamos un sitio web básico y nació AirBed and Breakfast. Tres afortunados invitados se quedaron en una cama de aire de 20 dólares en el piso de madera. Pero les encantó, y a nosotros también.



Las ruedas comenzaron a girar. Mi antiguo compañero de cuarto, Nate Blecharczyk, se unió como cofundador de ingeniería. Y nos abrochamos el cinturón para ver si podíamos convertir esto en un negocio.

Esto es lo que les propusimos a los inversionistas: “Queremos construir un sitio web donde las personas publiquen públicamente fotos de sus espacios más íntimos, sus habitaciones, los baños, el tipo de habitaciones que generalmente se mantienen cerradas cuando la gente viene. Y luego, a través de Internet, van a invitar a desconocidos completos a dormir en sus hogares. ¡Va a ser enorme! “

Nos sentamos y esperamos a que el cohete despegara. No lo hizo. Nadie en su sano juicio invertiría en un servicio que permita a extraños dormir en los hogares de las personas. ¿Por qué? Porque a todos nos han enseñado de niños, los extraños tienen el mismo peligro.

En ese momento nos dimos cuenta que debíamos empezar a generar confianza. Quiero darte una idea de la confianza que pretendíamos lograr con este experimento de 30 segundos: Necesito que tomes tu teléfono y lo desbloquees, ahora entrega tu teléfono desbloqueado a la persona a tu izquierda. Esa pequeña sensación de pánico que sientes ahora es exactamente como se sienten los anfitriones la primera vez que abren su casa. Porque lo único más personal que tu teléfono es tu hogar. Las personas no solo ven tus mensajes, sino que ven tu habitación, tu cocina, tu baño.

Sin embargo, si hubieses tenido 150 reseñas de estas personas que decían: “¡Son excelentes para sostener teléfonos desbloqueados!” seguramente te hubiese sentido más tranquilo al entregar tu teléfono



Resulta que un sistema de reputación bien diseñado es clave para generar confianza. Finalmente, aprendimos a esperar hasta que los invitados y los anfitriones dejaran la revisión antes marcharse.

No todo marchó bien, los invitados llegaron a destrozar casas, y los anfitriones dejaron a los huéspedes bajo la lluvia, en los primeros días yo era servicio al cliente, y esas llamadas llegaron directamente a mi teléfono celular. Estaba en la primera línea de ruptura de confianza. Y no hay nada peor que esas llamadas.

Sin embargo, tuvimos una estadía especial que cambió el rumbo de la historia: un escritor argentino que se hospedaba en Uruguay sufrió un ataque al corazón y el anfitrión lo llevó al hospital. Donaron su propia sangre para su operación. Luego de la operación el escritor recibió un mail para dar su reseña de los anfitriones, esta fue su reseña:

“Excelente casa para viajeros sedentarios propensos a infartos de miocardio. El área es hermosa y tiene acceso directo a los mejores hospitales. Javier y Alejandra se convierten instantáneamente en ángeles guardianes que te salvarán la vida sin siquiera conocerte. Te llevarán al hospital en su propio automóvil mientras te mueres y se quedarán en la sala de espera mientras los médicos te brindan un bypass. No quieren que te sientas solo, te traen libros para leer. Y te dejan quedarte en su casa noches extra sin cobrarte. ¡Muy recomendable!”



Desde este momento la vida de Joe Beggia cambió por completo cuando la reseña creció en popularidad. Actualmente es uno de los jóvenes más millonarios del mundo y su sistema de hospedaje es conocido por el mundo como Airbnb.

Análisis:

La historia de Joe es un poderoso ejemplo de storytelling de marca, probablemente quienes conocen el servicio de Airbnb no tienen idea de cómo fue concebido, pero al conocer la historia no cabe duda que recordarán con cariño aquel momento en que el servicio les brindó gran ayuda. Airbnb utiliza esta historia para vender su servicio.

En la historia podemos observar el personaje del héroe, que algunas veces es representado por Joe y en otras ocasiones el servicio en sí. El contexto de la historia también nos permite acercarnos más a Joe, cuando habla de la terrible situación económica que atravesaba y cómo necesitaba urgente una idea genial. Todos los datos de contexto desde el principio hasta el final, hacen que podamos hacernos la imagen de visual de todo lo que sucede; inconscientemente esto tiene gran impacto emocional.

Ahora bien, Joe se encuentra en San Francisco en bancarrota, pero hace un par de años lo que vivió al darle lugar a un completo desconocido le abrió los ojos de alguna manera. Es en este punto de la historia donde se presenta su desafío o “challenge” y junto a ello, su oportunidad de salir a flote con una nueva oportunidad.



Luego de presentarse el challenge tenemos un ejemplo de conflicto, que en la historia se observa cuando Joe lleva a cabo el proyecto y comienzan a presentarse errores en el sistema así como muchas quejas. Se muestra a un protagonista asustado pero seguro de sí mismo y de sus planes que intenta actuar de manera analitica par resolver el problema.

La resolución muestra una sucesión de hechos inesperada que se desencadena con el infarto del inquilino . En este punto de la historia se muestra como los hechos que resultaron positivos, cierran la historia y convierten a airbnb uno de los servicios de hospedaje más importantes del mundo.

Además de esto se narran situaciones humanas con las cuales nos identificamos como personas y que están dirigidas a la hormona de oxitocina. Igualmente, a principio de la historia se hace uso de una interrogante que desencadena en los escuchantes una bomba de dopamina.

También es importante que se manifiestan otros elementos que complementan la historia como el “Show me” al principio de la historia cuando Joe está asustado, o como el “Make me feel” al principio de la historia que crea mucha anticipación pero sin ser predecible. A nadie se le ocurrió que un comentario de un cliente iba a significar la salvación el proyecto.

Johnnie Walker

La popular marca de whiskey también tiene un lugar muy importante en el mundo del storytelling. Uno de los casos más resaltantes son los comerciales interpretados por el actor, donde se muestra al hombre caminando por un largo sendero, mientras cuenta la historia detrás de la marca. La imagen es una metáfora del emblema y el eslogan de Johnnie Walker: “keep walking“.

Aqui les otro ejemplo de storytelling

En el año 1819 en Escocia el padre de John Walker acababa de morir. Por lo tanto el comienzo de su adolescencia cuando apenas tenía 14 años no suena del todo sencillo. Era un muchacho muy joven que se dedicaba a laborar en el campo, la mayoría habría pensado que no tenía mucho que ofrecer. Sin embargo, este hombre tenía cierto un brillo en sus ojos que es muy difícil de encontrar.

Aunque el mundo en esos días no era el lugar más amigable y John lo sabía. No había tiempo para lamentarse. Había una vida que construir. Ese mismo año, la granja de la familia había sido vendida y el dinero usado para establecer su propia tienda de abarrotes en el pueblo de Kilmarnock. Fue un movimiento inteligente. John tenía un don natural para los negocios.

Además, tenía talento para el whisky. Durante esos pasados días, la mayoría de los comercios y tiendas de abarrotes ofrecían una línea de single malts, pero estos whiskies no eran muy consistentes. Esto no era lo suficientemente bueno para John, quien empezó a mezclarlos para que su whisky tuviera un sabor único y perdurable. Su poderosa combinación se convirtió en una adición muy popular en el inventario.

John continuó trabajando durante toda su vida en ofrecer el mejor whiskey; pero en el año 1857 el largo sendero que caminaba llegó a su fin, ¿Qué pasaría con la marca? Es justo en este punto cuando la historia se convierte en uno de los negocios familiares más grandes del mundo; su hijo, Alexander, tomó la decisión de continuar con un negocio próspero.

La vida era demasiado rápida en ese entonces. Gran Bretaña era el corazón de la Revolución Industrial que estaba destinada a cambiar absolutamente todo. En Kilmarnock, el ferrocarril había llegado, llevando bienes a los grandes barcos que navegaban regularmente hacia las cuatro esquinas del mundo.

Alexander supo reconocer una oportunidad irrepetible cuando la vio.

En 1867, fue lanzada la primera mezcla Johnnie Walker para el público y la llamó ‘Old Highland Whisky’. Luego hizo un movimiento astuto convirtiendo a capitanes en sus agentes para llevar su whisky a cualquier lugar al que pudieran navegar los barcos. En poco tiempo, su mezcla única estaba disponible en todo el mundo.

El whiskey de la familia era increíble, sin embargo, muchas de las botellas no lograban llegar a su destino, se rompían a mitad del largo viaje. Luego de muchas pruebas el equipo encontró una manera de hacerlo, diseñaron botellas cuadradas que no solo le brindaban más protección al producto sino que también lo hacía diferente. También se le agregó la etiqueta distintiva, inclinada a exactamente 20 grados, para hacerla destacar aún más entre la multitud.

En 1889, era el turno de Alexander de heredar el apellido Walker, dejando la compañía a sus hijos Alexander II y George el primero un maestro mezclador y el último un maestro en los negocios.

Fue durante esta época que el ilustrador más reconocido del momento, Tom Browne, esbozó una idea para un logo en el respaldo de un menú durante un almuerzo. Alexander y George adoptaron al “Caminante” inmediatamente.

En 1920, el whisky Johnnie Walker estaba en 120 países. A medida que el siglo avanzaba, se convirtió en parte de la cultura global: inmortalizado por cantantes y cineastas, idolatrado por socialités y estrellas de cine, disfrutado por políticos y caminando hombro a hombro con los grandes deportistas y mujeres de la época.

Al final del siglo 20, a la mezcla pionera Johnnie Walker Red Label y al icónico Johnnie Walker Black Label se había unido la cúspide del arte mezclador: Johnnie Walker Blue Label, así la variedad siguió creciendo.

Hoy, Johnnie Walker es la marca de whisky más grande del mundo y su eslogan ha sido adoptado y acuñado en todas partes como un grito de batalla para inspirar el progreso, como coraje en la adversidad, como una expresión de alegría y optimismo y como el mejor consejo que alguien siempre está dispuesto a recibir.

Análisis:

En este ejemplo no se mantiene el mismo orden de historia, pero sin duda alguna es necesario se presentan todos o casi todos los elementos de la historia. Así que es un caso que nos permite notar cómo cada historia puede ser completamente única y aun así generar un impacto.

En este caso los héroes son los miembros de la familia que generación en generación convirtieron a la marca en lo que es hoy en día. El objetivo principal de la historia es dar a conocer la historia de perseverancia detrás de la marca Johnnie Walker”. El contexto de la historia se desarrolla es Escocia con un Jhon de 14 años, esta información nos permite visualizar un poco más escena de un joven niño emprendedor.

El challenge de la historia parte desde la idea principal de john de crear un nuevo whiskey que satisficiera sus ideales. Luego, brevemente se habla del auge de la revolución industrial, que nos permite ubicar la historia en un contexto social. Mientras se muestra a la vez, el conflicto que aunque muy tenue es una manifestación de la fuerza ante las adversidades, generación tras generación. También se muestra un mini conflicto con relación a las botellas que se perdían en los viajes muy largos, el problema fue solucionado con el diseño de las características botellas cuadradas de la marca.

La resolución viene dada con el éxito de Johnnie Walker y su trascendencia con el pasar de los años, así como las palabras de aliento que inesperadamente nos acercan sentimentalmente a la marca, así funciona la magia del storytelling.

Valora este post

Comentarios al post

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>